Aprende cómo servir una cerveza

Vamos a estrenar el blog con una entrada que aunque ya existe mucha información por la red, incluidos vídeos dónde se explica de forma muy gráfica y correcta cómo tirar cerveza, me apetece mucho contaros y dejar aquí escrito sobre el arte de servir dos dedos de espuma.

Lo primero de todo aclarar el uso del término “tirar”, aunque el más correcto sea servir, es muy habitual oir “qué bien tira la cerveza”. Cualquier que no esté al día de que se usa el verbo tirar, le puede dar por pensar, “cómo que tira la cerveza, que me la de a mi antes !!!”.

Y es que según la RAE, tirar es ‘dejar caer intencionadamente algo’ y en el caso de la cerveza dónde se deja caer es dentro de una copa, vaso, jarra, etc.

Somos muchos los que afirmamos que para saborear aún mejor una cerveza, esta debe estar bien servida. Gracias a ese buen hacer del camarero o de aquella persona que nos la vaya a tirar, estaremos ante la posiblilidad de disfrutar aún más si cabe, de una buena cerveza artesana. Y sí, aunque hay unas pautas definidas para servir cerveza, es todo un arte hacerlo bien. Sólo tienes que darte un paseo por varios bares, pedir tu caña y observar el proceso.

Dónde está lo más importante a la hora de servir bien una cerveza. En la ESPUMA.

La espuma es importante porque va a proteger a la cerveza evitando que esta se oxide y actúa de capa que retiene aromas y sabores. Cuando tenemos delante una cerveza con su capa de espuma sabremos que está bien elaborada, con un proceso de fermentación correcto. La espuma se forma tras desprenderse el alcohol y el gas carbónico, formados por la descomposición de los azúcares y el almidón durante el ya mencionado proceso de fermentación.

Puntos importantes a la hora de servir cerveza

  1. Vaso de cristal fino. Se acabó eso de beber a morro, o en cualquier recipiente. Olvidate de esas jarras gigantes que te bebías de joven en bares dónde la cerveza sabía a plastilina. Has cerveevolucionado !!!
  2. El vaso si puede ser con la forma más correcta para el tipo de cerveza. Esto da para otro artículo y es un tema bastante amplio y discutible, por lo que no voy a entrar ahora.
  3. El vaso fresquito, es decir algo frío, pero nunca, repito nunca, helado. Esas jarras que sacan del congelador, sí, muy refrescante en verano, pero no te dejará apreciar para nada la cerveza. Y da gracias si esa jarra no te huele a pescado o algún otro alimento que compartiera congelador con tu jarra.
  4. Algo húmedo. La copa es bueno que la pases una poco por agua para eliminar algún tipo de sedimento, polvo, etc.
  5. Temperatura adecuada. Sí, es importante que la cerveza esté a una temperatura óptima. Por lo general nunca debe bajar de los 4º pero hay muchos tipos de cerveza que mejor te sabran si se acercan a los 7º e incluso más.
  6. 45º y 10-20 cm. Grabate estos valores. La copa inclinada 45º y servimos a una distancia de entre 10 y 20 cm. Es decir nada de meter el cuello de la botella o el grifo dentro del vaso.
  7. Antes de que llegue la espuma al borde del vaso, lo ponemos recto.
  8. Generar entre uno y dos dedos de espuma. Como ya hemos contado es importante generar espuma.
  9. Retirar espuma. Sí, suena contradictorio pero no, hay que quitar espuma si la que se ha generado es demasiada. Seguro que tienes en menta esa espátula que hay en los bares con la que la retiran.
  10. Las tres capas. Sirvete una cerveza y si está bien tirada podrás observar como tiene la capa de color, una pequeña nube de gas carbónico, y la capa de la espuma.

copas cerveza espuma

Cómo tirar cerveza

Pues ahora que ya sabemos algo de teoría y varios puntos importantes vamos a ello. Ve a por esa artesana que tienes en el frigo, usa el vaso que más a mano tengas, no todos tienen una colección de vasos, pero ya sabes que si es en copa mejor.

Procede a ese gran momento, abrir la cerveza. Como ya te dije antes, inclina la copa 45º y empieza a dejar caer, tirar, la cerveza por la pared del vaso. Que rompa en el fondo y vaya llenándose.

Cuándo esté la espuma acercándose al borde, endereza la copa y deja de servir. Tras un pequeño rato y con la copa recta servimos muy despacio y a través de un fino hilo, lo que nos quede por rellenar el vaso.

Y con esto tendríamos la cerveza servida para el siguiente y útlimo paso, el más importante. Disfrutala.

De todos los vídeos que he visto el que mas me ha gustado cómo lo explica está en el canal de la Cervecería Gorila, cervecería con ficha en el buscador que podéis ver aquí.

Explica cómo servir cerveza en uno, dos o tres tiempos. Dale al play y luego a practicar.

Guardar

Sobre giste

Aficionado a la cerveza artesana y a todo lo que tenga que ver con el mundo de la cerveza y su rica espuma. Me gusta probar y disfrutar con cervezas artesanales nuevas, variadas y atrevidas. Para cualquier cosa, por aquí me tienes.